lunes, 20 de mayo de 2013

PATO A LA NARANJA



La verdad es que no estaba en mis cálculos hacer este plato en primavera. De hecho, este pobre pato llevaba un par de meses en el congelador pero viendo el panorama este fin de semana de frío, más frío, venga más frío, lluvia, granizo, aire y otra vez más lluvia  me decidí a encender el horno para hacer este plato. De hecho si te fijas bien en las fotos verás que hay gotitas porque a mi persona se le ocurrió la maravillosa idea de hacer las fotos fuera, justo cuando más negro estaba el cielo. Luego hubo que correr con la comida de un lado para otro. Si tienes un blog seguro que me entenderás.
El pato está bueno pero la salsa no te lo puedes ni imaginar.

Ingredientes:
receta de Telva cocina

pato de 2 kg
4 naranjas de zumo
1 vaso de brandy
150 gr de azúcar
6 ml de vinagre
caldo de pollo

1. Empezamos una hora antes de asar el pato porque vamos a pelar una naranja y la vamos a dejar macerar en el brandy durante 1 hora. Salpimentamos el pato por dentro e introducimos la naranja macerada reservando el brandy.

2. Ponemos el pato en una bandeja para el horno y lo pintamos con un poco de aceite. Lo horneamos a 200º durante 15 minutos hasta que esté ligeramente dorado. Pasado este tiempo bajamos la temperatura del horno a 160º y lo dejamos 1 hora más o menos regándolo de vez en cuando con el zumo de 3 naranjas, el brandy y el caldo de pollo.



3. Una vez asado el pato vamos a preparar la salsa. Para ello haremos un caramelo con el azúcar. Añadimos el vinagre y dejamos que reduzca un poco. A continuación, vertemos el jugo del pato y dejamos que cueza hasta que tengamos una salsa bien ligada y un tanto espesa. Es cuestión de remover y tener paciencia.

Como ves en la foto el pato no iba solo a la mesa, iba con unas patatas asadas con naranja.

Ingredientes para 6 personas:
receta de Diana Henry

900 gr de patatas
4 cebollas
75 ml de zumo de naranja
125 ml de caldo de pollo
15 gr de mantequilla
2 cucharadas de mermelada de naranja
tomillo



Las patatas se van a hacer casi al mismo tiempo que el pato así que no vas a tener que preocuparte de ellas apenas nada, solo ponerlas en marcha.
Pelamos las patatas y las cortamos en trozos no muy grandes. Hacemos lo mismo con la cebolla y ponemos todo en una fuente de horno. Salpimentamos y esparcimos tomillo por encima. En un cazo aparte llevamos a ebullición todos los demás ingredientes y lo vertemos sobre las patatas y cebollas dejando que se horneen durante 60 minutos más o menos.
Para completar el plato serví brécol al vapor con un poco de ajo muy picadito, aceite y zumo de limón.

31 comentarios:

  1. Pilar, pues qué bien que haya hecho mal tiempo este fin de semana! así podemos tener esta receta, te ha quedado este pato maravilloso con un color y una presentación que nos encanta,te cogemos esta receta para elaborarla y sino es con pato, con otra carne...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es un plato digno de una celebración. Me lo imagino cargado de sabor y aroma. Tienes razón en que lo tenemos más asociado al invierno, aunque viéndolo, a mi particularmente me daria igual la época para comerlo porque en todas estará delicioso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Es un clásico que nunca pasa de moda y que a mi me gusta. Te ha quedado delicioso y menudo color!

    ResponderEliminar
  4. Como me alegro de haber pasado en este momento porque sino igual me pierdo la receta. Es sencillamente exquisito este plato, todo un lujo. Tomo nota.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. madre mía con lo que le gusta a mi marido el pato si lo ve se come hasta la pantalla jajajajajaja y esque menuda pinta¡¡besines

    ResponderEliminar
  6. Es una receta maravillosa;creoq ue la dificultad estriba en encontrar el pato entero, de echo nunca lo he visto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Que delicia y que pinta mas estupenda. Besos y feliz día.
    Carmen
    http://huevoypelao.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  8. Pilar te ha quedado seguro como en la revista, tal vez mejor, por el hecho de haberla degustado

    ResponderEliminar
  9. Todo un clásico el pato a la naranja, bueno a rabiar y esa salsa seguro que para rechupetearse hasta la punta de la nariz, besos

    ResponderEliminar
  10. Esto ha quedado de utentico manjar que bien ha quedado ese pato y que buena elaboracion la que has seguido, me gusta bastante lo que has hecho aqui. Besos Pilar

    ResponderEliminar
  11. tengo q probarlo asi asado porque tiene muy buena pinta!!! lo unico q solo encuentro confit de pato..
    saludos

    ResponderEliminar
  12. Madre mía, Pilar, para quitarse el sombreo!!!
    Que delicia has preparado se ve tan doradito que dan ganas de incarle el diente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. El aspecto es de un plato 10 por lo menos huuuuu que rico.Besos

    ResponderEliminar
  14. Un gran clásico de la cocina, te ha quedado con un punto que se le nota extraordinario, aunque yo no soy muy de pato

    ResponderEliminar
  15. Me gusta mucho la idea, aunque tengo que confesar que el pato no es lo mío (y de todas formas encontrar un pato entero aquí es misión imposible). Me imagino que con pollo tiene que estar riquísimo también, no? Las patatas, tela marinera!

    Un besote.

    ResponderEliminar
  16. Cuánto sabor reunido en esa fuente, qué delicia la naranja con el pato, y con las patatas! Fantástica guarnición también. Besos

    ResponderEliminar
  17. me encanta el colorcito que te quedo..y con ese aroma a naranja, deboa estar delicioso! un besote

    ResponderEliminar
  18. me encanta! en casa preparo mucho asi la pechuga y siempre triunfo como la coca-cola, jejeje

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué colorcito más bueno!. Nunca he probado el pato a la naranja, pero viendo la buena pinta que tiene, no me lo puedo perder. Te ha quedado estupendo. Y la verdad, no he conseguido ver las gotitas de las que hablas. Las fotos te han quedado estupendas. Un besote.

    ResponderEliminar
  20. que colorcito tan buenooo, seguro que etsaba delicioso, la salsita tambiñen tiene una pinta riquisima, bss

    ResponderEliminar
  21. jajajjaja si que te entiendo, la comida pasea mucho en casa jajjajajja
    Probaré la salsa aunque sea sola que ya me has dejado con ganas.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  22. Este pobre pato tiene una pinta estupendisima de la muerte, y nunca mejor dicho ja ja ja ja!! que rico!!!. Una fotos geniales!
    Saludos, Sandra.

    ResponderEliminar
  23. Que cosa mas buena, el famoso pato a la naranja! Maravillosa receta!

    ResponderEliminar
  24. Hola Pilar.
    Nunca he probado el pato.
    Bueno, miento, quiero decir que nunca lo he preparado en casa. En algunas bodas sí que lo he probado y me gusta.
    Será cuestión de probar tu receta...
    Desde luego se ve exquisito.
    felicidades por la receta y por la buena presentación.
    Un beso, Pilar.

    ResponderEliminar
  25. A mi madre le fascina el pato, así que tomo nota, y la salsa tienes razón debe ser la locura!!

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  26. Nada mas ver tu foto he pensado "hoy me voy a comer a la casa de Pilar" jjjj pero como seguro que pato ya no queda, mejor, me seguiré deleitando con tus fotografías....felicidades por ese pato, se ve riquísimo.....bss
    Patricia desde http://thyellowkitchen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  27. Si, la verdad es vaya m... de fin de semana!! :( pro con este pedazo de plato seguro que se hizo más llevadero!! jejejeje. La verdad es que no he cocinado nunca pato...y he de hacerlo... besikos!! :)

    ResponderEliminar
  28. Este tiempo es infernal y te entiendo con lo de las fotos , lo preparas todo y chaparrón jajajjaja, tendremos que reírnos y disfrutar de estas comidas hasta que llegue la primavera si es que le da por asomarse al mundo algún día.
    El pato está de muerte lenta, menudo colorcito.


    Mil besos

    ResponderEliminar
  29. El pato siempre viene bien; y más si está preparado como el tuyo... Hummm que rico
    BESINES PILAR :)))

    ResponderEliminar