martes, 5 de mayo de 2020

CEBADA CON VERDURAS ASADAS Y PULPO A LA PLANCHA





¿Se puede? Han pasado algunos meses desde que se publicaron esos muffins de ahí abajo y mucho estamos viviendo en estas semanas. Nos hemos tenido que adaptar a una nueva forma de vivir, de relacionarnos, de sentir y de cocinar porque a veces no encontramos los ingredientes que necesitamos o nos gustaría comer. Hasta ahora salir de casa para hacer la compra ha sido una odisea, como mínimo estresante, ya que tienes que tener en cuenta aspectos que ni te habías parado a pensar antes: colas para entrar en el supermercado, gel desinfectante a la entrada del establecimiento, guantes, mascarillas, espacio de seguridad entre personas (algo complicado en nuestra cultura porque en seguida tendemos al abrazo y al beso) y el encontrar las estanterías vacías si no puedes ir a comprar temprano. Para mí esto es lo más agobiante, ir con mi lista y darme cuenta de que Atila pasó antes que yo y ya no queda nada.




Pero mirándolo por el lado positivo ¿cuántos de nosotros no hemos rescatado aquellos paquetes de arroz, pasta o botes que compramos en un arrebato y que estaban en una estantería o cajón, allí al fondo, fondo, fondo? Pues en ese rebusca que te rebusca, encontré un paquete de cebada que compraría para hacer alguna receta y que nunca abrí. Eso junto con unas verduras asadas y los dos últimos tentáculos de pulpo que quedaban en el lineal del pescado envasado, fueron nuestra comida del domingo.

Ingredientes para 2 personas:

125 gr de cebada
1 cebolleta pequeña
calabaza
unas rodajas de limón
8 tomates cherry
30 gr de perejil
1 manojo de albahaca
aceite de oliva
pulpo
100 ml de aceite
3 cucharadas de vinagre
orégano




1. Cortamos la cebolleta y calabaza en trozos no muy grandes, los tomates cherry por la mitad y ponemos todos los ingredientes en una fuente apta para el horno. Añadimos las rodajas del limón, salamos y rocíamos con un poco de aceite antes de llevarlas al horno a 180 grados hasta que estén asadas.

2. Mientras las verduras están en el horno, cocemos la cebada siguiendo las indicaciones del fabricante.

3. Preparamos ahora el aceite de perejil y albahaca con el que vamos a aromatizar la ensalada. Es tan fácil como triturar con la ayuda de un robot, las hierbas y el aceite. Lo añadimos a la cebada y terminamos de montar el plato con las verduras asadas.




4. Ahora nos toca pasar el pulpo ya cocido por la plancha y una vez fuera aliñar con una mezcla de aceite, vinagre y orégano.

Y a disfrutar. Con poco esfuerzo, tienes una comida sana, ligera y muy rica.


domingo, 5 de enero de 2020

MUFFINS DE ARÁNDANOS



   
   Me parece que decirte que en el fondo no soy golosa y que si me pones delante un bocadillo de chorizo, prefiero el bocata a cualquier dulce, cuando en los dos últimos años he empezado el año "blogueril" con una receta dulce, no tiene mucha credibilidad ¿verdad? Pero es así. Solo tomo algo dulce por la mañana y es en forma de un trozo de bizcocho, galleta, magdalena o muffin. El resto del día nada de nada. Y me parece que empezar el año con un poco de dulce no nos vienen mal, ya se encargarán los días y meses en traernos sabores más difícil de tragar.

 Esa pequeña delicia que tienes en la foto de presentación es una receta de la chef que nos sugerían para el reto de Cooking the Chef del mes de diciembre. Ya sabes que alternamos chefs nacionales con otros internacionales y que este mes nos toca hacer la maleta, coger el avión para cruzar el charco y conocer a Zoe Françoise.




 Esta chef criada en Vermont, ahora vive en Minneapolis,  y a la que te recomiendo que sigas en Instagram. Vas a disfrutar con sus fotos, recetas dulces y panes y, sobre todo, sus video recetas. Sube el volumen del móvil y podrás oír de fondo la música con la que trabaja.

Puedes pasarte los minutos viendo sus videos y babeando porque todas las recetas tienen una pinta tremenda. Elegir una no ha siso tan difícil este mes. Solo leer que estos muffins de arándanos llevan nuez moscada en el topping fue suficiente para decidirme. Simplemente tenía que probarlos y, oye, me han gustado mucho.

¿Quieres hacerlos conmigo?


Ingredientes para el topping:

56 gr de harina
110 gr de azúcar moreno
1/8 de cucharadita de nuez moscada en polvo
57 gr de mantequilla a temperatura ambiente





Ingredientes para la masa de muffins:

225 gr de harina
3/4 de cucharadita de levadura
1/4 de cucharadita de bicarbonato
3/4 de cucharadita de sal
86 gr de mantequilla a temperatura ambiente
150 gr de azúcar
ralladura de 1 limón
2 cucharaditas de extracto de vainilla
1 huevo + 1 yema 
135 gr de sour cream, buttermilk o yogur
175 gr de arándanos frescos o congelados

Para preparar el topping mezclamos todos los ingredientes con los dedos hasta que la mezcla tenga  la apariencia de migas. Llevamos a la nevera y reservamos hasta  que tengamos lista la masa.

Mezclamos la harina, levadura, bicarbonato y sal. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar y la ralladura del limón durante unos 4 minutos hasta que tengamos una mezcla esponjosa y pálida. Añadimos el extracto de vainilla, el huevo y la yema, batiendo hasta que se hayan mezclado. Te va a parecer que algo está saliendo mal porque el resultado de la mezcla tiene el aspecto de haberse cortado. No pasa nada. 




Añadimos la mezcla de los ingredientes secos y sour cream de forma alterna y cuando ya tengamos todos los ingredientes mezclados, incorporamos los arándanos que habremos rebozado ligeramente en un poco de harina. ¿Por qué hacemos esto? Para que no se vayan al fondo de la cápsula.

Repartimos la masa en las cápsulas con la ayuda de una cuchara de servir helados y finalmente repartimos el topping antes de llevarlos al horno entre 20 y 40 minutos dependiendo del tamaño de las cápsulas y del horno.

Y ya están listos para devorar una vez que se enfríen. 



jueves, 5 de diciembre de 2019

CURRY VERDE CON CALABAZA Y ESPINACAS



¿Dos recetas en la misma semana y con tan poco tiempo entre una y otra? ¿Qué me pasa, doctor? Pasa que hoy es 5 de diciembre y el día 5 de cada mes tenemos una cita con Cooking the Chef. Cada mes nos proponen un cociner@ para que hagamos una receta suya y este mes el chef propuesto es el cocinero español José Andrés.

¿Quién no conoce a José Andrés? Este español nacido en Asturias y que vive en Estados Unidos ha recibido numerosos premios, presenta programas de televisión, cocinero-dueño del ThinkFoodGroup, defensor de la reforma de la inmigración, creador de una ONG (World Central Kitchen), medalla Nacional de Humanidad en 2015 y que dio de comer a 3,6 millones de personas en Puerto Rico tras el paso del huracán María.




Yo lo conocí a través del programa "Vamos  cocinar con José Andrés" y me encantó su forma sencilla  y directa de explicar las recetas. Tanto que al terminar el programa sentía una gran necesidad de ir a la cocina y cocinar algo, lo que fuera. Desde luego un gran estímulo.

Cuando llega el correo con el chef propuesto para ese mes, siempre tengo dudas sobre qué receta hacer y a veces acabo con dos o tres para elegir. Este mes ha sido mucho más difícil decidirme porque si echas un vistazo a su último libro Verduras sin límite, verás que toooooodas las recetas te llaman la atención. Son recetas de verduras y desde luego este libro acaba con el mito de que comer verduras es aburrido. Tienes donde elegir y todas ellas merecen la pena. Después de darle la vuelta al libro varias veces marcando a veces unas, luego otras, me decidí por este curry, que no te va a dejar indiferente.
Es una receta que se queda en casa por aclamación popular y te digo que las espinacas... bueno, las espinacas cuanto más lejos, mejor.





Ingredientes:

900 gr de calabaza
1 cucharadita de jengibre picado
2 cucharaditas de ajo picado
1 cebolla cortada en rodajas finas
60 gr de pasta de curry verde tailandés
240 ml de agua de coco
240 ml de caldo de verduras
1 lata de leche de coco
140 gr de espinacas baby
zumo de 1 lima
cacahuetes
pipas de calabaza
cilantro
lima
arroz basmati
albahaca

No te asuste la lista de ingredientes, un poco más larga de lo que suele habitual en Cook and Spoon, porque es una receta muy fácil de hacer y más de comer.

1. Pelamos y cortamos la calabaza en trozos no muy grandes.

2. Calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva en una cazuela y en ella rehogamos el jengibre y ajo durante unos segundos. Añadimos la cebolla y la pasta de curry. Removemos bien hasta que la cebolla esté blanda. Incorporamos el agua de coco y dejamos que reduzca el líquido a la mitad.





3. Añadimos entonces el caldo, la leche de coco, calabaza y salamos. Cocinamos hasta que la calabaza esté tierna. Incorporamos las espinacas y el zumo de lima. Dejamos que se hagan las espinacas y añadimos un poco más de sal.

4. Terminamos la receta sirviendo el curry en los platos y decorando con los cacahuetes, pipas de calabaza, cilantro y albahaca (una licencia mía y que le sienta de maravilla). Servimos arroz basmati y unas cuñas de lima.

Prepárate para disfrutar de una bomba de sabores en la boca. ¿Quién dijo que las verduras son aburridas?

martes, 3 de diciembre de 2019

HOJALDRES RELLENOS DE SALCHICHA Y MANZANA



¿Se puede? Porque después de muchos meses sin aparecer por aquí hay que preguntar si todavía se puede, si todavía hay alguien al otro lado de la pantalla leyendo recetas y si ese alguien se quiere venir conmigo a la cocina a cocinar platos que sorprendan aún siendo fáciles. ¿Qué ha pasado en estos meses? Bueno, en Cook and Spoon hemos seguido cocinando y no sé si me creerás cuando te diga que tengo el escritorio del ordenador lleno de fotografías de recetas que nunca han encontrado su momento de aparcer en el blog. Porque querido amig@ lo que se necesita es tiempo no para cocinar, que a veces parece que sí, sino para fotografiar, editar y sentarse delante del ordenador para ordenar ideas y contarte algo que te pueda interesar.




Esta receta que hoy te traigo lleva meses esperando calladita, agazapada, asomándose de vez en cuando para recordarme que tenía ganas de que la vieran y sobre todo que la hagan, que le den una oportunidad en alguna cocina y pueda saciar y contentar a algún cociner@. Y hoy parece que ha llegado su momento. Un momento muy oportuno diría yo por aquello de que el hojaldre es uno de los ingredientes estrellas de la Navidad. Creo que ya lo he comentado en alguna ocasión; no conozco a nadie al que no le guste el hojaldre, a nadie, y sí sé que es muy socorrido y que le sienta bien casi todo.
Si estás buscando un aperitivo que no te robe mucho tiempo y  te haga quedar como un gran cociner@, esta es tu receta.

¿Me acompañas?




Ingredientes:

2 chalotas muy picadas
1 diente de ajo muy picado
1 manzana pelada y rallada
400 gr de carne de salchicha
375 gr de masa de hojaldre rectangular
1 huevo batido
tomillo

1. Sacamos la carne de las salchichas y salpimentamos.

2. En una sartén ponemos unas dos cucharadas de aceite de oliva y rehogamos las chalotas y el diente de ajo  hasta que las primeras estén transparentes. Añadimos la manzana y un poco de tomillo. Incorporamos la carne de las salchichas y cocinamos bien hasta que la carne esté hecha.




3. Extendemos la masa de hojaldre y cortamos en tiras largas. Tomamos una porción de la carne, le damos forma de salchicha y la ponemos en el centro y a lo largo de la tira de hojaldre. Pincelamos con el huevo batido el borde del hojaldre y enrollamos. Cortamos cada rollo de hojaldre en seis porciones.

4. Pintamos cada porción con huevo  batido y llevamos al horno durante unos 30 minutos o hasta que veamos que el hojaldre está dorado.

Una vez fuera del horno debemos dejar que se enfríe unos 10 minutos. Pero ¿quién tiene esa fuerza de voluntad?

miércoles, 15 de mayo de 2019

ENSALADA DE APIONABO, MANZANA Y ZANAHORIA




Ni sé el tiempo que llevo queriendo probar el apionabo, esa raíz de aspecto más bien feúcho que esconde su belleza y sabor en el interior. En la zona en la que vivo no es muy común, vale, imposible  de encontrar así que cuando, en uno de mis viajes a Portugal, lo encontré en una frutería, me lancé a por él como si me lo fueran a robar. Porque sí, he de reconocer que soy de las que se viene con la bolsa de la compra de mis viajes y excursiones.





A pesar de tener curiosidad por su sabor y estar casi convencida de que me iba a gustar, no lo tenía tan claro con el probador oficial. Ya me veía dándome un atracón de apionabo cocinado en todas sus variantes: ensaladas, cocido, asado, en cremas... Pero, oye, gustó.
Ahora que el tiempo de las ensaladas ha llegado, te propongo una fresquita y perfecta para acompañar carnes y aves. Es parecida a una coleslaw a la que le vamos a añadir un pelín de pimentón.
Ya sabes, si lo ves, no lo dejes escapar.





Ingredientes para 4 personas:

200 gr de apionabo rallado
185 ml de mayonesa
1 cucharada de zumo de lima
2 manzanas cortadas en láminas
2 zanahorias ralladas
1/2 cebolla morada cortada en juliana muy fina
1/2 cucharadita de pimentón dulce
albahaca
una pizca de sal


1. Ponemos el apionabo rallado en una ensaladera, añadimos el zumo de lima para que no se oxide y adquiera un color poco atractivo. Añadimos la mayonesa.




2. Añadimos los demás ingredientes y mezclamos bien.

No me digas que hemos tardado mucho en prepararla. Venga, anímate a buscar un apionabo. Será un flechazo.