miércoles, 1 de febrero de 2017

BIZCOCHO DE LIMÓN Y COCO





Si alguna vez te has dado una vuelta por el índice de recetas dulces, habrás visto que hay alguna que otra receta de bizcochos. Sí, nos gustan los bizcochos aunque también te diré que va por rachas. Hay semanas que hacemos unos dos bizcochos y otras en las que parece que se nos pasa la fiebre bizcochera y nos da por tomar granola en el desayuno. También te habrás dado cuenta de que nos gusta incluir fruta en las masas, ya sea en zumo o en trozos. Y si podemos elegir, preferimos un buen bizcocho de limón. Ejem, puede que esté generalizando un poco y algunos en esta casa se decanten por el chocolate. Cosas de la vida.
Pero está claro que cuando mi vecina nos trae una bolsa de limones de verdad, de los que acaban de cogerse del árbol, hay que hacer un bizcocho de limón entre otras cosas. Lo primero que se me ocurrió hacer fue un brownie de limón. Fue un fracaso estrepitoso.





La masa estaba perfecta y no sé qué pudo pasar para  que aquello acabara tan rematadamente mal. Bueno, sí sé qué pasó y fue el horno que ya deber ser mayor de edad y toma sus propias decisiones sin consultar a los demás. Me gustaba más cuando se dejaba dominar, hacía lo que yo le decía y no subía la temperatura así por que sí arruinando las masas que debería mimar en vez de achicharrar. En fin, unos limones de mi preciado botín desperdiciados. Con otro decidí hacer este bizcocho de limón y coco rezando todo lo que sabía para que no fuera un desastre. No salió demasiado mal aunque si me descuido unos minutos más, el horno  lo hubiera arruinado también. Todavía tengo muuuuuuuchos limones para hacer recetas ricas y sorprendentes.

Ingredientes:

4 huevos
250 gr de azúcar
220 gr de harina
200 gr de leche de coco
60 gr de mantequilla
1 cucharadita de levadura
un pellizco de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
ralladura de 1 limón
zumo de 1 limón





1. Engrasamos el molde que vamos a usar y precalentamos el horno a 180º

2. En un cazo vertemos la leche de coco y la llevamos al fuego para que se derrita la mantequilla. Añadimos también el zumo de limón.

3. Batimos los huevos con el azúcar y la ralladura de limón durante unos 3 minutos. Queremos que doblen su volumen. Incorporamos el extracto de vainilla.

4. Reducimos la velocidad a la que estamos batiendo los huevos y el azúcar para añadir la harina, levadura y sal poco a poco.




5. Vertemos la leche de coco con la mantequilla derretida y el zumo de limón. Mezclamos y nos aseguramos de que no haya grumos y vertemos la masa en el molde. Lo llevamos al horno y dejamos entre 60-65 minutos o comprueba que está hecho pinchando la masa con un palillo. Si este sale limpio, entonces tienes el bizcocho listo. El mío lo estaba como diez minutos antes.

Ya solo hay que esperar a que se enfríe para desmoldarlo y disfrutar de este maravilloso bizcocho en el desayuno o en la merienda.

Fuente: Baking, Dorie Greenspan

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada