sábado, 31 de mayo de 2014

PAN BRIE





Este mes hemos hecho las maletas con Bake the World y nos hemos ido de viaje a Francia, más concretamente a Normandía, para preparar un pan con miga, mucha miga, el Pan Brie. Lo que más llama la atención de este pan es que hay que apalearlo, sí, sí, como lees, apalearlo con el rodillo una vez que estiras la masa y la pliegas. Me parece el desestresante perfecto y es mejor que estés sola en la cocina porque el ruido es considerable. Sobre todo si te pasa como a mí, que había estado toooda la mañana como un saltamontes de acá para allá haciendo cosas sin parar y sin un minuto de descanso. Así que cuando llegó el momento de reposar y de parar simplemente no podía y me líe a golpes con el pan. No sabes lo bien que se queda una y además no necesitas ir al gimnasio ese día porque verdaderamente se hace ejercicio. Pienso repetirlo porque además de que está buenísimo, con esa miga que veis en la foto bien densa, es que ya os digo os deja relajada.


La receta que seguí fue la de Lola en la Cocina.

Ingredientes para el prefermento:

10 gr de levadura fresca o 3 gr de levadura fresca
500 gr de harina blanca de fuerza
10 gr de sal
350 gr de agua

Desmenuzamos la levadura sobre la harina y añadimos el resto de los ingredientes para trabajarla después durante 5 minutos. La dejamos reposar cubierta con un paño durante 6 horas o como en mi caso en la nevera durante 12 horas.

Antes de seguir con el proceso la saqué de la nevera y la dejé atemperar durante media hora. Seguimos.





Para hacer el pan necesitaremos:

Otros 10 gr de levadura fresca o 3 de levadura seca
50 gr de agua
masa fermentada
250 gr de harina de fuerza
50 gr de mantequilla salada

Disolvemos la levadura en el agua y añadimos todos los demás ingredientes. Amasamos durante un par de minutos y, venga, remángate, que empezamos la sesión de gimnasio.

Ya que tenemos una bola de masa, la estiramos con el rodillo y la doblamos en dos como si fuese una carta que fuéramos a meter en un sobre. Antes de empezar a golpear a asegúrate de que la encimera o la superficie sobre la que tienes la masa es fuerte y firme no vaya a ser que tengas un accidente. Bien, una vez que nos hemos asegurado de que no hay nadie en casa y de que la encimera es fuerte, empezamos a darle golpes con el rodillo para aplanarla un poco. Te aseguro que se  empieza con mucha fuerza pero según van pasando los minutos una se va desinflando y desea que pasen los quince minutos que hay que estar aporreándola. En fin, que estiramos, doblamos y golpeamos durante quince minutos. Después te sientes genial.




Damos forma de bola a la pobre masa y dejamos que leve entre 1 hora y hora y media.

Pasado este tiempo la cortamos en el número de piezas que queramos y le damos la forma que nos guste. Yo la dejé en dos bolas y estuvieron reposando tapadas otra hora más.

Entre levado y levado es mejor que encendamos el horno a 250º porque tiene que estar muy caliente cuando metamos nuestro pan. Pero antes de eso y una vez que hayamos hecho el segundo levado le vamos a dar cinco cortes longitudinales.

Al horno a 250º durante 5 minutos y luego 15 minutos más 220º más o hasta que esté dorado.
Luego hay que tener paciencia y dejarlos enfriar antes de hincarles el diente o hacer las fotos. Es que nunca aprenderé.

17 comentarios:

  1. Pilar, totalmente de acuerdo contigo, lo bien que nos sentó aporrear con ganas la masa del pan jaja

    Nos gusta mucho como te han quedado estos panes y ese queso?? ufff maravilloso acompañamiento!

    un abrazo guapa!!

    ResponderEliminar
  2. jajajaja... gimnasio y desestrés!! Te quedas nueva después de una sesión de rodillo jejeje...
    Un pan delicioso que bien merece un poco de ruido y esfuerzo.
    Besos y buen finde.
    Nieves

    ResponderEliminar
  3. El pan... una maravilla!!! se ve delicioso y eso q solo estoy viendo la foto, q si estuviera alli no te dejaba ni las migas!!! Rico rico.

    ResponderEliminar
  4. El pan es divino, no hay más que verlo para que te apetezca darle un buen bocado. Te ha quedado como de maestra panadera.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado de lujo y las fotos son super bonitas. Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Preciosas fotos que lo dicen todo sobre lo maravilloso que es ese pan. Te han quedado geniales. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi me cansa mas que desestresa, jajaja, te han quedado muy bien.
    Saludos panarras.

    ResponderEliminar
  8. Jaaa, Jaaaaaa!!! Vaya desahogo, esta es la terapia más barata con el resultado más rico!!!
    Te ha quedado riquísimo ;)
    Felicidades y muchos besos ;))
    Feliz día!!!

    ResponderEliminar
  9. Pilar que bonito y rico te ha quedado este pan, ademas la presentacion preciosa el reto lo has superado con creces. Mil besicos cielo, se nota que eres una gran panadera

    ResponderEliminar
  10. que pan.. mmm y ese quesito para acompañar...ideal!!

    www.acomerconmama.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Fantástico el pan y es de los de trabajar ehh

    besazos

    ResponderEliminar
  12. Simplemente espectacular, el pan y las fotos.
    Felicidades, me la guardo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Esta masa nos ha hecho trabajar un poco, pero el resultado merece la pena. Además te han quedado unos panes extraordinarios y que buenos estaban ¿verdad? Creo que es de las recetas que se quedarán en casa, a pesar del trabajo, pero bueno así hacemos un poco de gimnasia, que nunca viene mal.

    Besos,

    ResponderEliminar
  14. No creo que se puedan dejar mucho rato antes de las fotos... al menos en mi casa, hubiera fotografiado las migas, y solo dandome prisa porque la gata se las rebaña!

    ResponderEliminar
  15. Pero que tarde que voy!!! Hasta hoy no he podido pasar a ver los otros panes del reto... Un pan muy rico, verdad? Te quedo muy bien. Besos!

    ResponderEliminar
  16. me ha gustado mucho tu pan, tiene una pinta estupenda y con ese queso debía estar de muerte.
    Saludos

    ResponderEliminar