martes, 5 de mayo de 2020

CEBADA CON VERDURAS ASADAS Y PULPO A LA PLANCHA





¿Se puede? Han pasado algunos meses desde que se publicaron esos muffins de ahí abajo y mucho estamos viviendo en estas semanas. Nos hemos tenido que adaptar a una nueva forma de vivir, de relacionarnos, de sentir y de cocinar porque a veces no encontramos los ingredientes que necesitamos o nos gustaría comer. Hasta ahora salir de casa para hacer la compra ha sido una odisea, como mínimo estresante, ya que tienes que tener en cuenta aspectos que ni te habías parado a pensar antes: colas para entrar en el supermercado, gel desinfectante a la entrada del establecimiento, guantes, mascarillas, espacio de seguridad entre personas (algo complicado en nuestra cultura porque en seguida tendemos al abrazo y al beso) y el encontrar las estanterías vacías si no puedes ir a comprar temprano. Para mí esto es lo más agobiante, ir con mi lista y darme cuenta de que Atila pasó antes que yo y ya no queda nada.




Pero mirándolo por el lado positivo ¿cuántos de nosotros no hemos rescatado aquellos paquetes de arroz, pasta o botes que compramos en un arrebato y que estaban en una estantería o cajón, allí al fondo, fondo, fondo? Pues en ese rebusca que te rebusca, encontré un paquete de cebada que compraría para hacer alguna receta y que nunca abrí. Eso junto con unas verduras asadas y los dos últimos tentáculos de pulpo que quedaban en el lineal del pescado envasado, fueron nuestra comida del domingo.

Ingredientes para 2 personas:

125 gr de cebada
1 cebolleta pequeña
calabaza
unas rodajas de limón
8 tomates cherry
30 gr de perejil
1 manojo de albahaca
aceite de oliva
pulpo
100 ml de aceite
3 cucharadas de vinagre
orégano




1. Cortamos la cebolleta y calabaza en trozos no muy grandes, los tomates cherry por la mitad y ponemos todos los ingredientes en una fuente apta para el horno. Añadimos las rodajas del limón, salamos y rocíamos con un poco de aceite antes de llevarlas al horno a 180 grados hasta que estén asadas.

2. Mientras las verduras están en el horno, cocemos la cebada siguiendo las indicaciones del fabricante.

3. Preparamos ahora el aceite de perejil y albahaca con el que vamos a aromatizar la ensalada. Es tan fácil como triturar con la ayuda de un robot, las hierbas y el aceite. Lo añadimos a la cebada y terminamos de montar el plato con las verduras asadas.




4. Ahora nos toca pasar el pulpo ya cocido por la plancha y una vez fuera aliñar con una mezcla de aceite, vinagre y orégano.

Y a disfrutar. Con poco esfuerzo, tienes una comida sana, ligera y muy rica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario