lunes, 3 de febrero de 2014

BIZCOCHO DE SABOYA




Después de probar trece bizcochos distintos, cuyas recetas tenéis en el blog, he encontrado el bizcocho perfecto, esponjoso, suave, delicado, con una gran miga y aromatizado con agua de azahar. Es el bizcocho de mi vida, tras el que llevo tiempo, y el que no me va a dar pereza hornear nunca más. Con los toques cítricos del limón y del agua de azahar que lo vuelven tan aromático, sin ningún tipo de grasa ni levadura y con mucho aire en la masa. Un bizcocho ya con una cierta edad puesto que la receta lleva recorriendo mundo desde el siglo catorce y si se sigue horneando en nuestras cocinas por algo será.


Ingredientes:

6 huevos
250 gr de azúcar
ralladura de un limón
1 cucharada de agua de azahar
150 gr de harina bizcochona
55 gr de Maizena
1/4 de cucharadita de sal
1/8 de cucharadita de cremor tártaro

1. En un bol batimos las yemas, el azúcar y la ralladura de limón hasta que hayan subido de volumen y adquirido un color más pálido. Añadimos el agua de azahar. Mezclamos aparte la harina y Maizena y las vamos incorporando a las yemas con la ayuda de un espátula. Te va a costar un poco integrar la harina porque notarás que la masa se hace muy densa. No te preocupes, vas bien, ya se volverá ligera cuando incorporemos las claras.



2. Aparte batimos las claras a punto de nieve  con la sal y el cremor tártaro. Ahora mezclamos 1/4 de las claras con la masa para aligerarla un poco así que no hace falta que  tengamos mucho cuidado. Cuando ya estén integradas vamos añadiendo el resto de las claras poco a poco y ahora sí con cuidado para que no se bajen y quede el bizcocho muy esponjoso.

3. Con esta cantidad de masa es mejor usar un molde de bizcochos bien grande o un molde de Bundt Cake. Lo engrasamos y espolvoreamos azúcar en el molde. Vertemos la masa y llevamos al horno precalentado a 180º. Dejamos que se hornee durante 25-30  minutos o hasta que al pincharlo con un palillo no veamos resto de masa en él.

Ya solo nos queda dejar que se enfríe unos minutos y desmoldarlo. Verás qué miga y esponjosidad.

Fuente: The French Market Cookbook, Clotilde Dusoulier.

40 comentarios:

  1. ALABADO SEA EL SIGLO CATORCE!!!
    Esta receta no me la pierdo PILAR, fácil y muy equilibrado en calorías.
    UN ABRAZO Y FELICIDADES porque se ve PRECIOSO!!! :)))

    ResponderEliminar
  2. Pilar, nos encanta que sea el bizcocho de tu vida porque siendo así y con lo que nos gustan , lo vamos a probar seguro.
    Ya nos comíamos un buen trozo ahora mismo, tiene y.un corte estupendo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo también soy la tonta de los bizcochos, los he hecho de distintas formas y todos me gustan. Estoy segura que el que nos has hecho es una delicia con ese aroma a limón y azahar y ese corte esponjoso y tierno. Me apunto a él.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Si después de probar tanto bizcocho te parece el mejor éste, habrá que probarlo.
    Desde luego la miga se ve bien buena.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  5. Me llevo la receta Pilar, porque ando yo estos días con ganas de bizcocho casero y si después de trece catas, este te parece perfecto, seguro que lo es.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Seguro que habrás encontrado el bizcocho ideal, me gusta el agua de azahar y me gusta con maizena, no dudo nada de ese sabor y esponjosidad, tomo nota del mismo.

    ResponderEliminar
  7. Te quedo super bueno y muy esponjoso.Gracias por compartir la receta.Besosss

    ResponderEliminar
  8. Jo Pilar. Lo has pintado tan bonito que no tengo la menor duda de que haré este bizcocho. Desde luego es aspecto es fantástico.
    Un saludo
    Raquel

    ResponderEliminar
  9. No conocía este bizcocho, pero con lo que cuentas es para ponerse a hacerlo ya mismo. En ese molde queda muy bonito. Un besiño.

    ResponderEliminar
  10. Creo que me va a gustar, queda esponjoso y el agua de azahar le da el toque que tanto me gusta.
    Un abrazo.
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  11. Me has convencido...lo probaré. Sólo hay que ver tus fotos para que te entren ganas de ponerte manos a la obra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Te ha quedado estupendo, tiene una pinta buenísima!!

    ResponderEliminar
  13. Un bizcocho sin grasas, parece imposible y si como dices esta buenisimo que más se puede pedir

    ResponderEliminar
  14. Pues si es tan bueno habrá que probarlo! Desde luego te ha quedado genial!

    ResponderEliminar
  15. Que buena pinta y que bonito en ese molde Pilar, a mi tambien me encanta el aroma del agua de azahar en los dulces, un beso

    ResponderEliminar
  16. Ficou um bolo lindo e nota-se que ficou muito fofo
    Boa semana
    bj

    ResponderEliminar
  17. me encanta este bizcocho, tiene un sabor unico y se le ve de lo mas esponjoso!!!

    ResponderEliminar
  18. Tu descripción de este bizcocho la verdad es que resulta atractiva, que daría lo que fuera ahora mismo por tomarme un trocito.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  19. Lo describes tan bien que me dio haammmbree!!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  20. Bizcocho con fresas que bueno.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  21. Para tomarse un trozo detrás de otro, qué rico!! Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  22. Este bizcocho tiene una pinta deliciosa, se ve muy esponjoso, asique me lo apunto para hacerlo un día de esta semana.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. ¡¡Tiene una pinta deliciosa!! Habrá que probar si me sale tan esponjoso :-)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  24. Qué pinta qué tiene Pilar!! probaremos a hacer esta delicia!!
    besos

    ResponderEliminar
  25. Está claro que si lleva tantos siglos de andadura por algo será. Coge una buena altura a pesar de no llevar levadura, tiene muy buena pinta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Mira que nunca me había decidido a prepararlo, pensaba que sin ningún tipo de grasa, resultaría un bizcocho algo seco para comer sólo, pero con tanta recomendación, me has convencido.
    En cuanto termine con el que está empezado, caerá, ya te contaré.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  27. Ya sabes que soy una adicta a los bizcochos, así que si dices que es perfecto, no me va a quedar más remedio que probarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Pues me parece un bizcocho espectacular. Me lo he llevado a pendientes, aunque no tengo cremor tártaro. Crees que si no pongo variará mucho?
    Muchos besitos :)

    ResponderEliminar
  29. Tiene una pinta espectacular y aunque es más trabajoso seguro que merece la pena.
    Un beso
    Paloma

    ResponderEliminar
  30. y yo sin desayunar, que delicia! se ve super esponjoso y apetecible. un beso

    ResponderEliminar
  31. La verdad que los aromas cítricos y del azahar son maravillosos, convierten un simple bizcocho en una delicia. Besos

    ResponderEliminar
  32. ¡Hola! Como siempre tus tartas y bizcochos tienen una pinta buenísima.
    Te he dejado una cosita en mi blog, espero que te guste :)

    Un besito.

    ResponderEliminar
  33. A perfect dessert for my coffee!
    Kisses from Greece,dear!

    ResponderEliminar
  34. Acabamos de encontrarte y estamos encantados de conocer tu blog. Nos quedamos como seguidores =)
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  35. Hola Pilar, ando por aquí poniéndome al día con tus recetas y este bizcocho me atrae muchíiisimo (bueno los huevos gratinado con queso también) pero dime, dónde encuentro el cremor tártaro? es que aunque me suena mucho no lo he utilizado nunca... Besitos

    ResponderEliminar
  36. Hola! Encontré el cremor tártaro en una tienda de repostería creativa. Lo puedes comprar en sobres, muy cómodos de usar, o en pequeños botes.

    ResponderEliminar